martes, mayo 15, 2007

A los R0

Esta entrada va dedicada a todos los que dentro de una semana comienzan su andadura como médicos internos residentes.
Aunque no peino canas (la verdad que apenas peino nada) ya terminé hace un tiempo la residencia, y hoy me apetecía hacer de "abuelito aconsejador".
Yo os daría dos consejos: nunca quejarse de las guardias. Es curioso, pero si uno se disfrazara de pared de cafetería de hospital y oyera las conversaciones acerca de este comprometido tema parecería que todos y cada uno de los residentes son los que hacen más guardias, más fines de semana y más puentes que ninguno. Y es que es tan duro eso de las guardias, que todos tenemos la sensación de que somos el "pringao", de que nos están engañando. Y no es así. El quejarse con frecuencia crea muy mal ambiente, y es motivo de discusiones acaloradas que no merecen la pena.
La otra cosa es no hablar mal de los adjuntos, que es algo contagioso, gracioso, tentador, y que tampoco lleva a ningún sitio (claro, que ahora estoy barriendo para casa).
Tal vez esperabais algo más enriquecedor, pero no doy "pa" más. Os deseo la mejor residencia del mundo, ya me contaréis...

9 comentarios:

Melian dijo...

¡oído cocina! personalmente soy bastante quejica, aunque no en temas relacionados con el trabajo. Espero que siga siendo así...

Anónimo dijo...

Fui residente de pediatría y recuerdo que los adjuntos tenían que heparinizarse para no terminar escarados. Fui un esclavo del sistema, y luego me dieron la patada del hospital para dar paso a nuevos esclavos. Menuda mierda de residencia y de medicina. Cuantas horas perdidas pudiendo haberlas invertido en algo mejor!

ximo dijo...

El hospital es para formar pediatras y No para quedarselos trabajando allí. Comparto todo lo que dice Gonzalo y añado...Pégate a los buenos adjuntos,obedece siempre,colabora todos los días,no protestes de las guardias,todos los resi que seais una piña y ....puede ser que te quedes allí. !Ah¡ y tengo canas y la experiencia me sirve para opinar.

Gonzalo dijo...

La heparina no nos la ponemos para no escararnos, es para no tener una trombosis venosa profunda ni un tromboembolismo pulmonar (creo, que yo de estos temas entiendo más bien poquito...) En cuanto a lo de las escaras lo solucionamos con los cambios posturales, y me acabo de comprar un sillón de agua inflable para las guardias que no veas cómo va...

Roi Piñeiro dijo...

De todo el mundo se puede aprender algo, incluso cómo no hacer determinadas cosas. La residencia debe ser una especie de simbiosis con el adjunto... si no muestras interés no esperes sentado a que un adjunto se interese en ti... y cuando hablo de mostrar interés no me refiero a traer cafés o dejarse dar latigazos en la espalda.

El R0-R1 debe tener un muelle en el culo, saltar en cuanto llega el niño por la puerta para diagnosticar, tratar y comerse el mundo, ser el primero en querer hacer una punción lumbar y en escribir un artículo. Por contra, si la respuesta es "Vaya coñazo", "¿Ahooora?" o "Que lo vea el adjunto"... olvídate del buen rollo y prepárate a vivir como un esclavo, porque si nos ponemos brutos el adjunto se encuentra un escalón jerárquico por encima y puede fastidiar lo que desee. Además, no entiendo ese tipo de actitudes, llevas 7 años estudiando para ser pediatra y ¿empiezas quejándote?, es absurdo.

Lo del sillón de agua me ha parecido sencillamente genial Gonzalo.

Bueno, muchos ánimos para todos los que empiezan.

ZEM dijo...

gracias por lo consejos!!!
y teneis razón, que es eso de empezar la residencia quejándose...
no se otros, pero yo voy con toda la ilusión del mundo; espero que no me la quiten nunca :)

Anónimo dijo...

Yo voy a traducir al ximo el de las canas:
Haz la pelota y lame el culo cual helado de piña a tus adjuntos y jamás digas una sola palabra ni pongas mala cara. Dejad que flojeen y vean los partidos de fútbol a los que van de los centros de salud al hospital para estirarse en su colchón de agua para ganarse unas pelillas extras.
!!!Hay que ver la jeta tan dura que teneís !!!

Gonzalo dijo...

Pues yo voy a traducir a anónimo (no sé si con canas o sin ellas):
"Mi experiencia ha sido muy mala, he extrapolado lo que me ha ocurrido a mí con la población general, porque no he conocido un solo adjunto que viniera de guardia al hospital y se pusiera a dar docencia y a trabajar. Porque me he sentido y he sido maltratado".
Anónimo, yo soy de los que vienen del Centro de Salud. No me mueve el dinero, sino el mantenerme en contacto con la Neonatolgía (especialidad en la que me formé el último año), me mueve el poder preguntar a otros compañeros dudas que me surgen en mi práctica diaria, y también, aunque te cueste creerlo, me mueve el poder enseñar algo a los residentes (sí es que puedo enseñar algo porque he de reconocer que muchas veces son ellos los que me enseñan a mí).
Sólo deseo, Anónimo, que tú no te conviertas en ese adjunto que tanto has aborrecido (como lucho yo por no hacerlo) porque, aunque pocos, también los he conocido tal y como los describes; y ya voy conociendo de los que se quejaban y empiezan a ser uno de ellos.
Yo recomiendo no hablar mal de los adjuntos, pero recomiendo -sinceramente- que cuando veas que algún adjunto te ha maltratado, pasadas unas horas te cierres a solas con él, y de buena maneras le expliques lo que te parece mal. Y te aseguro que vas a conseguir mucho más que si piensas de los adjuntos como anónimo, pero no haces nada para cambiarlo.

Roi Piñeiro dijo...

... Cada día que pasa coincido en más cosas contigo Gonzalo ¿Será porque termino mi residencia y también voy a ser un adjunto de esos que tienen jeta?

¿O será más bien que es la personalidad de cada uno lo que vale, independientemente de su puesto jerárquico dentro de un hospital?

Por desgracia yo ya conozco adjuntos que se están convirtiendo en ese tipo de jefe que en su época de residente juraron nunca ser...

Esta no es un guerra Adjunto-Residente. Esto es Pediatría, esta es la mejor profesión del mundo, así que enhorabuena, otra vez, a los R0... aprended de quien merezca la pena... pero no os creáis que es el adjunto que peina canas el que tiene que empezar viendo mocos en la urgencia. Primero se diagnostican catarros, después neumonías, luego tuberculosis y finalmente eres ese a quién consultan por una posible Rickettsia... El que quiera empezar de R1 publicando en el Pediatrics y pasando de las gastroenteritis... comenzará llevándose mal con los adjuntos, aprendiendo entre poco y nada y terminando siendo un adjunto de jeta dura.

Related Posts with Thumbnails