miércoles, marzo 23, 2011

Abortar fetos con malformaciones

Abortar siempre está mal. Pero no me parece que siempre esté igual de mal. Por ejemplo: no es lo mismo abortar porque espero una niña y yo quería un niño, que abortar porque mi niño viene con un síndrome de Edwards, y está abocado a la muerte en poco tiempo (a veces horas, a veces días, a veces meses).
Aunque no lo comparto siempre he entendido la postura en el caso "b".
El otro día participé como ponente y como oyente en las primeras jornadas científicas de Derecho a Vivir. Como ponente no dije nada interesante, pero como oyente no puedo dejar de compartir una exposición sobre el dolor fetal:
En neonatología cada vez se le da más importancia al dolor del recién nacido. Ya es habitual en todos los hospitales utilizar sacarosa antes de algunos procedimientos dolorosos, como la extracción de análisis de sangre, para paliar el dolor, ya que ha demostrado su eficacia. El dolor afecta también a los niños muy prematuros. Nos contaron de la existencia de células nociceptivas (receptoras del dolor) a partir de las 8 semanas de gestación, y de lo elaborado que están los sistemas de recepción del dolor a partir de las 18 semanas.
Entonces se planteaba que debería anestesiarse al feto que va a matarse dentro del útero materno. Y esto incluye a los fetos malformados, claro. Entiendo que la madre lo aborte, pero también veo lógico que la madre, ante el conocimiento del dolor de su hijo no nacido, tenga derecho a recibir una anestesia general en dosis suficientes para que su hijo no sufra en los últimos momentos de su vida.
Hace poco descubrí que en el BOE, en la orden SCO/3148/2006 del 20 de septiembre, se define la Pediatría como la medicina integral del período evolutivo de la existencia humana desde la concepción hasta el fin de la adolescencia. Es por eso que me siento llamado a hacer esta reflexión, ya que desde la concepción incluye a los fetos que por graves malformaciones pueden abortarse, según la ley actual, hasta un segundo antes de que vean la luz.
Y de repente vi que lo que antes entendía ahora necesitaba matices (lo entiendo siempre y cuando el feto no sufra dolor). Pero es que además, el otro día vi una película que me ha removido profundamente, y me hizo descubrir que hasta desde el punto de vista psicológico es probable que el poder tener tu hijo malformado sea menos dañino para la madre que lo contrario (animo a los psicólogos a realizar este estudio, que me parece interesantísimo).
Ya en alguna ocasión he leído el testimonio de la dolorosa pero a la vez feliz experiencia que ha sentido una madre cuando, en contra de todos los que le aconsejaban, a dado a luz a su hijo con malformaciones para dejar que se muriera en unas horas. En cambio nunca he leído un relato donde una madre se haya sentido feliz después de abortar a su hijo malformado. Y como una imagen vale más que mil palabras, y un vídeo más que unas quinientas (por ejemplo) os dejo un tráiler de la película.

6 comentarios:

Suu dijo...

Joer, estoy a punto de llorar, será porque estoy a punto de dar a luz.

Yo no sé si sería capaz de abortar, imagino que tendría que verme en la situación. Siempre he creído que por muy claras que tengas las ideas, las situaciones a las que tienes que enfrentarte son las que definen, no las ideas.

Yo no creo que sea justo para un bebé darle a luz y que muera en x horas y su vida sea un sufrimiento por dolor o lo que sea, me muero si tengo que pasar por algo parecido.

Pero tu reflexión me ha gustado. Ojalá se les anestesiara, aunque sólo fuera por si acaso

lamamadeunabruja dijo...

Me ha parecido una historia increible.

Es difícil saber que harías cuando no has pasado por ello pero hay que tener mucho valor para hacer lo que ha hecho esta mujer. Me gustaría ver la película entera.

Helena dijo...

Hola! Te leo desde hace tiempo y me gusta mucho tu blog aunque nunca me he animado a escribir. Yo estoy acabando la residencia en medicina de familia y precisamente el otro día discutía con mi tutora esto de abortar a los bebés malformados, yo le explicaba, entre otras cosas que sí que sufren, y me ha gustado que lo comentes en tu blog. También creo como tú, que por muy traumático que sea tener un hijo que muera enseguida, sería peor matarle antes, un beso.

fredy dijo...

Tremendo estoy pasando por algo parecido mi esposa ta en embarazo y tiene múltiples malformaciones y es terrible esto q se siente pero aun estamos aferrados a Dios

fredy dijo...

Creo q es mejor esperar q nazca y el mismo Dios selo yebe seria traumático y cargo de consciencia abortarlo aunque nos dijieron q moriría antes del parto o horas despuesq seria bueno hacer como sufrirá menos debido q tiene múltiples malformaciones cerebrales y microcefalia severa y homolocefalia

Gonzalo dijo...

Fredy. Gracias por tu comentario. Mucho ánimo y que Dios os bendiga. Cuenta con mis oraciones.

Related Posts with Thumbnails